page title icon ¿Cómo ahorrar en las facturas de la luz con la domótica?

La domótica se define como el conjunto de tecnologías aplicadas al control y automatización inteligente de una vivienda, y permite la gestión eficiente del uso de la energía. 

Esto ya forma parte del presente en muchos hogares. El objetivo de su aplicación es facilitar las tareas más cotidianas del hogar y evitar el derroche de energía, y por tanto, ahorrar en las facturas de la luz. 

Uno de los grandes beneficios que proporciona la domótica es lograr un ahorro energético de entre un 25% y un 30% de media en las viviendas. 

Se recomienda, en primer lugar, tener en cuenta la distribuidora de energía verde escogida. 

Pues no sirve de nada disponer de grandes sistemas de domótica, si se dispone de una compañía y/o distribuidora con precios elevados. 

El uso correcto de los dispositivos instalados

El buen uso de los aparatos en la vivienda nos permite monitorizar el consumo energético y gestionar los dispositivos electrónicos de forma eficiente, siempre utilizando recursos naturales como la luz solar.

Gracias a él, es posible detectar el nivel de luz y la temperatura en determinadas estancias de la casa, ya sea interior o exterior, accionar el termostato de la calefacción e incluso apagar la luz desde cualquier dispositivo móvil, estemos donde estemos.

Estos dispositivos programables deben ser usados correctamente para beneficiarte de dicho ahorro energético. Aquí tienes algunos ejemplos de usos de la domótica para controlar específicamente cuánto se activa cada dispositivo, permitiendo de esta manera utilizar la energía de forma eficiente y con ello ahorrar de forma considerable en la factura de la luz:

  • El programa del aire acondicionado o la calefacción, por ejemplo, para que mantenga una temperatura adecuada en cada estación del año, es fundamental programarlo. El encendido y apagado así como la temperatura y las horas de uso. De ese modo, se evita que este aparato esté en funcionamiento en horas que no nos encontremos en la vivienda o habitación.
  • Las bombillas halógenas ya son parte del pasado. Las bombillas LED, además de ofrecer un mayor ahorro energético, se pueden monitorizar a distancia. Esto es muy práctico sobre todo cuando nos hemos dejado encendidas algunas luces de la vivienda y ya no estamos en casa. Gracias a la inteligencia doméstica podemos apagarlas desde un dispositivo móvil y estando fuera de la casa. 
  • Regular la iluminación en la vivienda ya es algo automático. La inteligencia doméstica permite que pueda entrar la luz natural a la vivienda si hemos programado las persianas automáticas a una hora determinada. Es otra clave de ahorro energético, aprovechar la luz natural para calentar la casa durante el día y bajar las persianas de forma automática cuando bajan las temperaturas. 
  • Si se cuenta con electrodomésticos antiguos, es hora de cambiarlos por unos con calificación de eficiencia energética tipo A y que puedan ser inteligentes. De ese modo logramos programarlos y ahorrar costes eléctricos. 
  • Existen también sistemas de comunicación con la distribuidora de forma automática para que en caso de ser necesario, se pueda modificar la potencia contratada de forma fácil y sencilla. 
  • Los sensores de movimiento y los controles de acceso a la vivienda son fundamentales en la inteligencia doméstica. Además de detectar la entrada de cualquier intruso, éstos sistemas también son capaces de detectar humo en caso de incendios o incluso inundaciones.

Conclusión

La domótica ha supuesto un cambio de paradigma en la forma en que interactuamos con nuestro hogar.

Las nuevas tecnologías han conseguido que podamos centralizar y programar numerosos dispositivos desde un único punto: nuestro teléfono móvil, de manera que podamos, por ejemplo, encender luces o activar el aire acondicionado o la calefacción sólo cuando se den ciertas condiciones que lo hagan necesario, de forma que aumenta considerablemente el confort en casa y disminuye de forma notable nuestra factura de la luz.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)

Puede que también te interese

Deja un comentario