page title icon Cómo Lavar Cortinas en la Lavadora Sin Estropearlas

Escrito por
Rubén Ruiz
Actualizado en Agosto de 2022

No mucha gente sabe cómo lavar las cortinas de casa y por esto terminan siendo las grandes olvidadas en la limpieza de nuestro hogar.

Lo sé por experiencia, yo antes podía pasar años sin lavar las cortinas de mi casa, hasta que aprendí cómo lavarlas y por qué es importante hacerlo.

En esta guía te cuento todo lo que sé sobre cómo lavar las cortinas de casa en la lavadora, fácilmente y sin dañarlas.

Por qué lavar las cortinas de casa si no están manchadas

cómo lavar cortinas en casa

Las cortinas no suelen ensuciarse con manchas o suciedad específica, por lo que a menudo parece que no hace falta lavarlas y pueden pasar años sin que lo consideres necesario.

Lo cierto es que las cortinas son grandes superficies de tela que absorben y acumulan polvo, humo, olores y humedades.

Estas acumulaciones a largo plazo se notan en el ambiente de casa y generan problemas de olores y e incluso de salud en personas alérgicas o con enfermedades respiratorias. En general, no lavar tus cortinas hace que el aire de tu casa esté menos limpio.

Para evitar estos problemas es recomendable lavarlas al menos una vez al año.

Qué tener en cuenta antes de lavar las cortinas en la lavadora

cómo lavar cortinas en la lavadora casa

Antes de proceder al lavado, hay una serie de factores que tienes que tener en cuenta:

  • Retira todos ganchos y piezas de sujeción: Lo primero a tener en cuenta es verificar que has quitado todos los ganchos metálicos o de plástico de las cortinas. Si quedara algún gancho podría desgarrar la cortina durante el proceso de lavado y también podría llegar a estropear la lavadora.
  • ¿Se puede lavar en lavadora? Comprueba la etiqueta: Si la cortina conserva la etiqueta, comprueba si se puede lavar en lavadora. Los símbolos de lavado te explicarán cómo lavarla de forma correcta y te dirán si se puede o no lavar en lavadora.
  • Utiliza un programa delicado, con agua fría y sin centrifugado: Algunas lavadoras tienen un programa específico para cortinas. Si la tuya no lo tiene, elige un programa para ropa delicada, que debería ser corto, con temperatura no mayor a 30 °C y sin centrifugado o un centrifugado muy suave.
  • Ten en cuenta el tejido de las cortinas: Es importante que conozcas el tejido de las cortinas antes de lavarlas en la lavadora. Las cortinas de casa suelen ser de algodón o lino, aunque también pueden ser de tejidos sintéticos o incluso de seda.
  • ¿De qué tamaño son las cortinas?: Si las cortinas son demasiado grandes no las laves en la lavadora. No las fuerces para meterlas en el tambor de la máquina, ya que si tienes que apretar significa que las cortinas son demasiado grandes y no se lavarán bien. Las cortinas tienen que quedar holgadas en el tambor de la lavadora para que el lavado sea efectivo.

Pasos para lavar las cortinas en la lavadora

Tras haber hecho las comprobaciones anteriores y sabiendo que tus cortinas se pueden lavar en la lavadora, ya puedes empezar a lavarlas:

  1. Pon las cortinas dentro del tambor de la lavadora, teniendo en cuenta que quepan de forma más o menos holgada. Si son demasiado grandes tendrás que lavarlas por separado, una a una.
  2. Selecciona un programa para ropa delicada. El más delicado de tu lavadora. Debe ser un programa corto, con agua a no más de a 30 °C y sin centrifugado o un centrifugado muy suave (no más de 400 rpm).
  3. Añade detergente para ropa delicada al cajetín de la lavadora con el símbolo “| |”.
  4. Si estás lavando cortinas blancas y la etiqueta lo permite, puedes añadir un poquito de lejía. Si añades lejía, hazlo en el compartimento específico, simbolizado con un triángulo. Si no tiene, puedes añadir la lejía en el mismo cajetín del detergente.
  5. Tras el lavado, si las cortinas sueltan mucha agua, puedes introducirlas en la bañera y apretar suavemente contra el fondo, sin retorcerlas, hasta eliminar todo el exceso de agua que puedas.
  6. Finalmente, vuelve a colgar las cortinas aún húmedas en su lugar, abriendo las ventanas para favorecer la ventilación y evitar que la habitación se llene de humedad.

Cómo lavar las cortinas a mano en casa

cómo lavar cortinas en casa

Si tus cortinas son demasiado grandes, no tendrás más remedio que lavarlas a mano, y el mejor lugar en el que puedes hacerlo es la bañera de casa:

  1. Llena la bañera hasta la mitad más o menos. Añade un poco de detergente para ropa delicada y remueve el agua hasta que el detergente se haya mezclado y genere un poco de espuma.
  2. Introduce las cortinas en la bañera hasta que el agua las cubra. Dales vueltas con las manos hasta para que el agua con detergente llegue a todas las fibras uniformemente.
  3. Déjalas en remojo 30 minutos.
  4. Vuelve a darles unas vueltas y déjalas otros 30 minutos.
  5. Vacía la bañera. Aprieta las cortinas contra el fondo de la bañera para escurrir toda el agua que puedas.
  6. Vuelve a llenar la bañera. Dale vueltas a las cortinas para aclararlas.
  7. Vacía otra vez la bañera y escurre el agua contra el fondo.
  8. Repite los dos pasos anteriores hasta que las cortinas se aclaren completamente.
  9. Para secarlas, cuelga las cortinas en su lugar abriendo puertas y ventanas para que la sala se ventile y no se sature de humedad.

Cómo secar las cortinas en casa

Secar las cortinas en casa es un proceso muy sencillo, y no requiere secadora:

  1. Si todavía gotean tras el lavado, elimina el exceso de agua introduciendo las cortinas en la bañera y apretando con cuidado contra el fondo para escurrir el agua. No retuerzas las cortinas porque podrías estropearlas o dejar arrugas marcadas.
  2. Una vez eliminado el exceso de agua, solo tienes que volver a colgarlas, aún húmedas, en su lugar.
  3. Ventila la habitación abriendo puertas y ventanas para evitar que la humedad se acumule en la habitación.

Te recomiendo que laves las cortinas en primavera o verano para hacer este proceso más fácil. Nadie quiere tener abiertas las ventanas y puertas en pleno invierno 😉

Aunque podrías usar la secadora si tienes una y el tejido de tus cortinas lo permiten, generalmente te recomiendo que no lo hagas, aunque solo sea por precaución y porque realmente no es necesario arriesgarte a dañar unas cortinas usando la secadora pudiendo colgarlas directamente.

Cómo lavar cortinas de lino

cómo lavar cortinas de lino 01

El lino es uno de los materiales más comunes en las cortinas de casa, pero hay muchas variaciones y tipos de tejios de lino. Aquí te explico cómo lavar cada uno de ellos:

Tela de lino

Es quizá el lino más resistente. Se puede lavar a temperatura más alta, aunque no más de 40 °C.

  1. Elige un programa para ropa delicada y si quieres aumenta la temperatura a 40 °C, aunque 30 °C debería ser suficiente si no están muy sucias. Y sin centrifugado.
  2. La tela de lino tiende a arrugarse, por eso evitaremos el centrifugado.
  3. Para secarla, primero escurriremos el exceso de agua en la bañera, presionando contra el fondo y sin escurrirla. Después colgaremos las cortinas en su lugar y ventilaremos la habitación par que no se acumule la humedad.

Lino cardado

Es uno de los más comunes, con una pauta ancha y poco densa que hace que estas cortinas sean muy ligeras.

  1. Antes de lavar unas cortinas de lino cardado te recomiendo que hagas al menos un aclarado sin centrifugar.
  2. Elige un programa para ropa delicada, agua fría y centrifugado a no más de 400 rpm. Al final del lavado cuelga las cortinas en su lugar y déjalas secar.
  3. Si quedan muy arrugadas puedes plancharlas con una plancha vertical.

Lino arrugado

Sigue un proceso similar al del lino cardado con prelavado y lavado para ropa delicada a no más de 30 °C, pero el centrifugado puede ser algo más potente (hasta 800 rpm), ya que en este caso no tememos que se arruguen demasiado.

Para secarlas se pueden colgar en su lugar y dejar secar, sin plancharlas.

Lino-lana

Es uno de los tipos de lino más delicados. Elige un programa para ropa delicada, a no más de 30 °C e idealmente sin centrifugado.

Tras el lavado escurre las cortinas con cuidado en la bañera y sin retorcerlas, sólo presionando contra el fondo, para eliminar el exceso de agua.

Sécalas colgándolas en su lugar y ventilando la habitación

Cómo lavar cortinas de seda

cómo lavar cortinas de seda 01

Como te imaginarás, la seda es un tejido extremadamente delicado y generalmente se recomienda lavarla en seco.

Comprueba si tus cortinas de seda se pueden lavar con agua, si no es así deberás llevarlas a la tintorería.

Si se pueden lavar en lavadora elige un programa para ropa delicada, corto, con agua fría y sin centrifugado.

Tras lavarlas, si tienen exceso de agua, elimina el exceso en la bañera, apretando las cortinas contra el fondo con cuidado y sin escurrir. Vuelve a colgarlas en su lugar y ventila la habitación para facilitar el secado.

Cómo lavar cortinas de voile

Las cortinas de voile suelen estar fabricadas en un tejido de algodón ligero y muy poco denso que les da mucha transparencia. Por esto, son cortinas muy delicadas.

Debes lavarlas a mano. Si son muy grandes lávalas en la bañera, con agua fría y con detergente para ropa delicada. Sumerge las cortinas en el agua con detergente y déjala en remojo removiendo de vez en cuando. Tras 30 o 40 minutos vacía la bañera y vuélvela a llenar. Remueve las cortinas en el agua para ayudar a aclararlas.

Repite el proceso de llenado y vaciado hasta que las cortinas se hayan aclarado del todo y no les quede jabón.

Por su ligereza, no deberían estar muy saturadas de agua tras su lavado y deberías poder colgarlas de nuevo en su lugar enseguida para secarlas.

Cómo lavar cortinas de poliéster

Las cortinas de poliéster son baratas y las más fáciles de lavar, por eso se encuentran en muchas casas hoy en día.

Para lavar cortinas de poliéster, mételas en la lavadora y selecciona un programa para ropa delicada, agua fría y centrifugado a 800 o 1000rpm. Aunque el poliéster no es un tejido delicado, con tejidos voluminosos y no muy sucios, como las cortinas, es mejor actuar con precaución.

Tras el lavado y el centrifugado, cuélgalas en su lugar de nuevo y déjalas secar ventilando la habitación. Las cortinas de poliéster se secarán más rápido que muchos otros tejidos.

Preguntas Frecuentes

¿Qué programa de lavadora usar para cortinas?

Para lavar cualquier tipo de cortina en la lavadora elige siempre un programa para ropa delicada. Con agua fría, de corta duración, a no más de 30 °C y con centrifugado muy suave (400 rpm) o sin centrifugado.

¿Cómo lavar cortinas para que no se arruguen?

Para minimizar la cantidad de arrugas en tus cortinas tras el lavado te recomiendo introducirlas en la lavadora enrolladas a mano y con cuidado. No las metas en la lavadora arrugadas y como si metieras cualquier prenda de ropa porque eso hará que salgan mucho más arrugadas.

¿Cómo lavar cortinas para que queden blancas?

Las cortinas blancas se deben lavar o a mano o en lavadora con un programa para ropa delicada, agua fría y sin centrifugado.
Para potenciar y mejorar su color blanco en el lavado, puedes añadir un chorrito de lejía, tanto si las lavas a mano como si lo haces a máquina.
Un truco es poner en remojo las cortinas en agua con una mezcla de bicarbonato y un poco detergente. Deja las cortinas en remojo durante la noche y al día siguiente meterlas en la lavadora.

¿Cómo lavar cortinas sin quitarlas?

No siempre es necesario lavar las cortinas a mano o en la lavadora. Puedes limpiarlas a menudo sin tener que descolgarlas.
Pasa semanalmente la aspiradora por las cortinas para minimizar la cantidad de polvo acumulado.
Si tus cortinas lo admiten, utiliza una vaporeta o plancha vertical para desinfectarlas y eliminar olores acumulados.

Aquí puedes valorar este artículo:
(Votos: 1 Promedio: 5)
Autor
Rubén Ruiz
Soy arquitecto, diseñador de interiores y un apasionado de todo aquello que hace de una casa un lugar mejor en el que vivir. En Inteligencia Doméstica analizo productos y doy consejos desde un punto de vista crítico y sincero para ayudarte a elegir de forma inteligente.
AQUÍ te cuento más sobre mi y sobre cómo empezó Inteligencia Doméstica.

Puede que también te interese

Deja un comentario