page title iconCómo Lavar Mantas en la Lavadora: Guía Completa

Cómo lavar mantas en lavadora
Escrito por
Rubén Ruiz
Actualizado en Noviembre de 2022

Lavar una manta es un proceso que requiere atención para no estropearlas. El tejido de las mantas es a menudo delicado, por lo que hay que tratarlo con mucho cuidado.

Por ejemplo, si usas la lavadora para lavar tus mantas, debes utilizar un ciclo suave y un detergente para tejidos delicados. También debes asegurarte de no sobrecargar la máquina y lavarla con agua fría durante un periodo de tiempo corto.

También puedes lavar la manta a mano llenando una bañera con agua fría y añadiendo un poco de detergente líquido. A continuación, debes sumergir la manta en el agua, exprimir el exceso de agua, y luego aclararla con agua limpia hasta que no se formen más burbujas en la superficie del tejido.

En este artículo te cuento todo lo que necesitas saber para lavar una manta en casa sin estropearla.

Qué tener en cuenta antes de lavar una manta en la lavadora de casa

Antes de lanzarnos a lavar la manta, ya sea a mano o en la lavadora, tenemos que tener en cuenta una serie de factores y fijarnos en una serie de características de la manta:

¿Se puede lavar en lavadora? Revisa la etiqueta

La etiqueta de tu manta te dirá exactamente qué debes y qué no debes hacer a la hora de lavar tu manta. Esos símbolos de lavado son una guía inmejorable para conocer bien qué cuidados debes darle sin que se estropee.

cómo lavar mantas en lavadora - etiqueta

Ten en cuenta el material de la manta

El tipo de lavado y secado correcto dependerá mucho del tejido del que esté fabricado la manta.

Si la manta es de polar o de lana generalmente la podremos lavar en la lavadora (siguiendo indicaciones específicas), pero las manta de pelo lo normal es que no sea una buena idea lavarlas a máquina y tengamos que lavarlas a mano.

Si no estás seguro del material de tu manta, mirar la etiqueta te ayudará mucho a decidir cómo tratarla.

¿Qué tamaño tiene la manta?

El tamaño es importante porque si tu manta es demasiado grande no podrás lavarla en tu lavadora, aunque su etiqueta te diga que sí puedes.

Forzar una manta demasiado grande presionando para que entre en la lavadora no es una buena idea, primero porque un peso excesivo puede hacer que la lavadora se pare generando un error. Y segundo porque aunque el ciclo de lavado se complete, muy probablemente el agua y el detergente no habrán llegado correctamente a toda la manta, por lo que tendrás una manta mojada pero no una manta limpia.

Utiliza un programa delicado y agua fría

Siempre, para lavar cualquier manta en la lavadora, debes elegir un programa para ropa delicada, con agua fría (no más de 30ºC) y centrifugado muy suave o sin centrifugado. El mismo programa que usaría para lavar un plumas o un nórdico.

De esta forma la manta no se encogerá ni se deformará por el peso del agua y la fuerza centrífuga de la lavadora.

No es aconsejable añadir suavizante porque podría hacer que la manta se apelmace. Un truco para eliminar malos olores es añadir un poco de vinagre blanco, unos 100ml más o menos.

Pasos para lavar una manta a máquina en la lavadora

cómo lavar mantas en lavadora - lavadora secadora

Tras haber comprobado que la manta se puede lavar en lavadora, estos son los pasos que debes seguir para lavar una manta en la lavadora de casa sin estropearla:

  1. Introduce la manta en tu lavadora de forma que quede holgada en el tambor.
  2. Pon la lavadora en un programa corto para ropa delicada. Puede llamarse “Ropa Delicada” o “Seda”, por ejemplo. La idea es que la temperatura del agua de lavado sea fría, sin superar los 30 °C. Además, el programa debe incluir un centrifugado muy suave o no incluir centrifugado en absoluto.
  3. Añade un detergente para prendas delicadas, en la dosis que especifique el fabricante para el volumen aproximado de la manta. Si tienes dudas es mejor quedarse corto que pasarse. El detergente debe echarse en el compartimento que tiene el símbolo con 2 barras verticales.
  4. Al terminar el programa, si la manta está muy empapada, es decir, que suelta mucha agua, te recomiendo que la introduzcas en la bañera y con cuidado la presiones, sin escurrir, para que suelte todo el exceso de agua que sea posible.
  5. Después de eliminar el exceso de agua, tiende la manta al aire libre hasta que esté completamente seca.
  6. Algunas mantas pueden introducirse en la secadora, por ejemplo las polares. Para estar seguro, lo mejor es que revises la etiqueta y lo compruebes.

Aparte de lavar las mantas, también es importante tenderlas al aire libre regularmente para que les dé el sol y se aireen. Así eliminaremos el polvo y los ácaros y podremos evitar alergias.

Cómo lavar una manta que no cabe en la lavadora

cómo lavar mantas en lavadora - varias mantas

Lavar mantas a mano es un proceso más largo y tedioso que hacerlo en la lavadora, pero lo bueno es que no es algo que no tendrás que hacer más de un par de veces al año.

Algunas mantas no se pueden lavar en la lavadora, ya sea porque la etiqueta lo desaconseja o porque simplemente son demasiado grandes para meterlas en la lavadora.

En estos casos no tienes más remedio que lavarla a mano y el mejor lugar para ello es la bañera de tu casa.

Cómo lavar una manta a mano en la bañera

Los pasos para lavar las mantas a mano en la bañera son:

  1. Llena la bañera con agua fría hasta la mitad o al menos hasta que puede cubrir la manta por completo.
  2. Añade un poco de jabón o detergente para ropa delicada y mézclalo bien con el agua.
  3. Introduce la manta en la bañera y sumérgela en el agua hasta cubrirla completamente.
  4. Da vueltas a la manta con tus manos para ayudar al detergente a llegar a todas las fibras.
  5. Deja reposar unos minutos y vuelve a dar vueltas a la manta. Repite el proceso más veces si tu manta está especialmente sucia o desprende malos olores.
  6. Vacía la bañera y con delicadeza aprieta la manta contra el fondo para expulsar toda el agua con jabón que puedas.
  7. Vuelve a llenar la bañera con agua fría y da vueltas a la manta para aclarar los restos de jabón.
  8. Repite el proceso de vaciado y aclarado hasta que no quede jabón en la manta.
  9. Tras expulsar por última vez el exceso de agua de la manta, déjala secar en posición horizontal o lo más horizontal que puedas y preferiblemente en el exterior y sin que le de el sol directo.

Hay quien recomienda utilizar la secadora para acelerar el proceso de secado, pero esto puede hacer que tu manta se encoja, por lo que no lo hagas si la etiqueta de la manta no especifica que sí puedes hacerlo.

Cómo secar una manta después de lavarla

Después de lavar tu manta, tanto si lo haces en la bañera como en la lavadora, seguramente esté completamente empapada y suelte gran cantidad de agua.

El primer paso tras lavar la manta es eliminar el exceso de agua y la mejor manera que he encontrado de hacerlo es introduciendo la manta empapada en la bañera vacía y presionando con las manos (con cuidado, sin retorcerla o exprimirla) hasta que la manta ya no gotee o lo haga muy poco.

Tras este proceso de escurrir el exceso de agua, el siguiente paso es poner la manta a secar, y para esto tienes dos posibilidades: usar la secadora o tenderlo al aire libre.

cómo lavar mantas en lavadora - secadora

Secado de una manta en la secadora

Utilizar una secadora es lo más sencillo y cómodo.

  1. Introduce la manta en la secadora, con un programa de secado suave.
  2. Cada 30 o 40 minutos de secado sácala de la secadora y vuélvela a introducir. Esto es porque al volverla a introducir la manta estará plegada de diferente manera y el aire de secado llegará a más partes de la manta.
  3. Repite el proceso hasta que esté completamente seca.

El proceso requiere de prestar algo de atención pero como ves es realmente sencillo.

Secado de una manta tendiéndola al aire

El secado al aire es la mejor opción en las siguientes situaciones:

  1. Si la manta es demasiado grande para poderse secar en la secadora. En la mayoría de ocasiones en que la manta sea demasiado grande para una lavadora también lo será para una secadora. Recuerda que no debes presionar o forzar para que la manta entre en la secadora. La manta debe quedar holgada en su interior para que aire de secado llegue a cada rincón de la manta.
  2. Si la etiqueta de la manta indica que no debe secarse con secadora.

Para el secado tendido al aire te recomiendo que cuelgues la manta lo más horizontal que puedas, sin que toque el suelo. Esto es para evitar que la manta se agrande por el peso del agua.

Intenta que no le de el sol directo, porque podría desgastar y dañar tu manta.

Te puedes imaginar que es posible que la manta tarde mucho en secarse, especialmente si es de gran tamaño y gruesa.

Dependiendo del tipo de tejido, la humedad del aire y la temperatura que haga puede tardar desde unas horas hasta varios días en secarse completamente.

cómo lavar mantas en lavadora - varias mantas

¿Cuándo llevar a lavar una manta a la tintorería?

En la mayoría de ocasiones es perfectamente posible lavar una manta en casa, pero existen tipos de tejidos y situaciones que requieren llevarla a una tintorería para que la limpie un profesional:

  • Si la etiqueta de tu manta dice que se debe limpiar en seco.
  • Si tu manta está especialmente sucia, con manchas difíciles, resecas o que ya tienen mucho tiempo.

Lavar una manta en la tintorería no es barato pero si de verdad aprecias tu manta en muchas ocasiones es la mejor opción.

¿Con qué frecuencia hay que lavar una manta?

Una manta debe lavarse al menos una o dos veces al año. Más si está muy expuesta a humo u olores.

Generalmente las mantas no presentan manchas concretas, pero la necesidad de lavarla es debido a la acumulación de polvo a lo largo del tiempo y la absorción de olores, ya sea de humo de tabaco, humos de la cocina o nuestro propio olor corporal y sudor.

Por supuesto si la manta se mancha de forma específica por derrame de bebidas o comidas, deberías lavarla cuanto antes para facilitar el proceso lo más posible.

Preguntas Frecuentes

¿Qué programa de lavadora usar para mantas?

Para lavar una manta en la lavadora debes elegir un programa corto para ropa delicada. Si no tiene un programa con ese nombre elige uno pensado para tejidos delicados como “Seda”.
Sea como sea debe ser un programa con agua fría (a no más de 30ºC) y con centrifugado muy suave o sin centrifugado, para limitar el posible daño al tejido de la manta.

¿Cómo lavar mantas de pelo?

No la laves en la lavadora. Las mantas de pelo deben lavarse a mano porque son muy delicadas. Incluso en un programa delicado, por el simple giro del tambor de la máquina podría estropear el pelo de la manta.
Antes de nada lee la etiqueta del fabricante para saber cómo lavarla.
Te recomiendo lavar tu manta de pelo a mano en la bañera de casa, con agua tibia y un jabón neutro o para ropa delicada. Al lavarla no debes frotar fuerte, ni siquiera en manchas concretas.
Tras lavarla presiona suavemente contra el fondo de la bañera vacía para eliminar el exceso de agua, no la escurras. Para secarla tiéndela lo más horizontal que puedas al aire y sin sol directo.

¿Cómo lavar una manta de polar?

Las mantas de polar se pueden lavar en la lavadora, con un detergente neutro para tejidos delicados y eligiendo un programa para ropa delicada, con agua fría y con poco o ningún centrifugado.
Las mantas polares son resistentes por lo que se pueden lavar a menudo en lavadora, y secar en secadora.

¿Cómo lavar una manta de lana?

Las mantas de lana es recomendable lavarlas a mano, con agua fría y jabón neutro. Lee bien la etiqueta y sigue las indicaciones del fabricante.
Se pueden lavar en la lavadora si eliges un programa para ropa delicada, corto, con agua fría y sin centrifugado preferiblemente.
Al terminar escurre el exceso de agua sin estrujarla, sólo presionándola ligeramente contra el fondo de la bañera. Tras escurrirla tiéndela lo más horizontal que puedas para evitar que el peso del agua deforme las fibras.

Aquí puedes valorar este artículo:
(Votos: 2 Promedio: 5)
Autor
Rubén Ruiz
Soy arquitecto, diseñador de interiores y un apasionado de todo aquello que hace de una casa un lugar mejor en el que vivir. En Inteligencia Doméstica analizo productos y doy consejos desde un punto de vista crítico y sincero para ayudarte a elegir de forma inteligente.
AQUÍ te cuento más sobre mi y sobre cómo empezó Inteligencia Doméstica.

Puede que también te interese

Deja un comentario