page title icon Cómo Lavar una Chaqueta de Plumas en la Lavadora

Escrito por
Rubén Ruiz
Actualizado en Agosto de 2022

Mucha gente piensa que no es posible lavar un plumas en la lavadora, pero la verdad es que sí es posible y es además un proceso sencillo y muy efectivo, si sabes cómo.

Las chaquetas de plumas son caras y delicadas, por lo que es normal que tengas dudas a la hora de echar la tuya en la lavadora. En este artículo te explico paso a paso cómo yo lavo mis chaquetones de plumas en la lavadora sin miedo a estropearlos para que queden como nuevos.

Te muestro uno a uno los pasos para lavar una chaqueta de plumón y te muestro cómo evitar los potenciales problemas que puede conllevar el lavado a máquina y cómo resolverlos.

Cómo lavar una chaqueta de plumas en la lavadora

Para lavar una chaqueta de plumas en la lavadora debes elegir un ciclo para ropa delicada o lavado a mano sin centrifugado. Tras el lavado cuélgala y deja que escurra durante 30 minutos el exceso de agua. Introduce la chaqueta en la secadora junto a 3 pelotas de tenis en baja intensidad.

Deja que corra el ciclo de secado durante 20 minutos. Sácala de la secadora (aún húmeda) y ve “rompiendo” con los dedos las bolitas de plumas apelmazadas. Sécala durante otros 20 minutos. Repite los pasos anteriores hasta que esté completamente seca y haya recuperado su volúmen original. Todo el proceso debería durar 2 ó 3 horas.

Si sigues estos pasos podrás lavar cualquier chaqueta de plumas en la lavadora sin miedo a estropearla. Para un resultado óptimo necesitarás también una secadora y 3 ó 4 pelotas de tenis.

Secar plumas con pelotas de tenis
Seca el plumas con 3 ó 4 pelotas de tenis en la secadora

Pasos previos

  • Pon la lavadora vacía en un ciclo rápido antes de empezar a lavar tu chaqueta para limpiar cualquier posible resto de detergente común o suciedad de lavados anteriores.
  • Comprueba los bolsillos de la chaqueta. Es importante que no te dejes nada en los bolsillos, especialmente objetos duros como monedas o llaves, que podrían dañarla. También observa que no queden pañuelos u otros papeles en el bolsillo que podrían romperse y adherirse a la chaqueta.
  • Usa un detergente natural, lo más neutro posible. Uno que suele funcionar bien es un detergente natural en escamas, pero también puede ser uno líquido para ropa delicada. En principio es mejor que evites el detergente en polvo porque puede costarle más disolverse y podría dejar restos en la chaqueta.
  • Si la chaqueta está especialmente sucia de barro u otras partículas de suciedad, te recomiendo que le des un rápido lavado a mano antes de meterla en la lavadora.
  • Para un proceso óptimo necesitarás una lavadora secadora (o ambas por separado).
  • Ten a mano 3 ó 4 pelotas de tenis o de pádel. Las necesitarás para el secado final.

Paso a Paso: Cómo lavar un plumas en la lavadora sin dañarlo

Cómo lavar un plumas en la lavadora con pelotas de tenis

Para lavar una chaqueta de plumas en la lavadora debes elegir un ciclo para ropa delicada o lavado a mano sin centrifugado. Tras el lavado cuélgala y deja que escurra durante 30 minutos el exceso de agua. Introduce la chaqueta en la secadora junto a 3 pelotas de tenis en baja intensidad.

Tiempo total: 3 horas y 30 minutos

1 – Lava tu chaqueta con un ciclo para Ropa Delicada

lavadora ropa delicada programa

El paso más sencillo es del lavado en sí. Simplemente lava la chaqueta de plumas en la lavadora con el ciclo de lavado más delicado que tenga. Lava la chaqueta sóla, sin más prendas.

Si tu lavadora tiene un ajuste específico para prendas delicadas, utiliza ese. De lo contrario, utiliza el “ajuste de lavado a mano”, y si tu lavadora no tiene un ajuste de lavado a mano, utiliza el ajuste más delicado que puedas encontrar, por ejemplo: “Seda“.

Los ciclos de ropa delicada suelen ser relativamente cortos, por lo que el lavado debería durar 1 hora o menos. Cuando termine el ciclo de lavado, la chaqueta estará empapada, eso es normal porque los ajustes más delicados no utilizan el ciclo de centrifugado para evitar que se dañe el tejido.

2 – Deja que el plumas escurra el agua de forma natural

Deja que escurra el plumas

Cuelga la chaqueta a secar preferiblemente en el exterior pero sin que le dé el sol directamente (también puedes colgarla en un lugar interior si no tienes opción), y déjala durante 30 minutos. Esto es para eliminar el exceso de agua. Aunque es tentador hacerlo, no escurras la chaqueta a mano, por muy pesada y llena de agua que esté, haciéndolo sólo conseguirás apelmazar más las plumas en su interior.

La idea no es secarla, sino evitar meterla en la secadora cuando todavía chorrea.

3 – Pon la chaqueta en la secadora con pelotas de tenis

plumas - secado con pelotas de tenis

Una vez que se haya escurrido parte del exceso de agua de la chaqueta (después de más o menos media hora) pon la chaqueta dentro de la secadora junto con 3 ó 4 pelotas de tenis. Esta parte es muy importante.

Las pelotas de tenis golpearán suavemente la chaqueta sin dañarla mientras gira en la secadora y ayudarán mucho a colocar las plumas de la chaqueta en su sitio.

Pon la secadora en un programa de baja intensidad durante unos 20 minutos.

4 – Redistribuye con los dedos los grupos de plumas apelmazadas

desapelmazar plumas con las manos

Después de 20 minutos saca la chaqueta de la secadora. Todavía no estará completamente seca. Se sentirá seca por fuera, pero lo normal es que siga húmeda por dentro.

Trata de palpar con las manos para detectar dónde queda grumos de plumas apelmazadas. No debería haber muchos, ya que la secadora con las pelotas de tenis habrá hecho la mayor parte del trabajo, pero probablemente habrá unos cuantos. Intenta romperlos y redistribuirlos con los dedos para que sea más fácil secarlos. A continuación, dale una pequeña sacudida para ayudar a recolocar las plumas después de romper los grumos.

5 – Repite los 2 pasos anteriores hasta que el plumas esté seco

Vuelve a introducir la chaqueta de plumas en la secadora con un programa suave, con las pelotas de tenis, sácala a los 20 minutos y haz lo mismo: rompe los grumos de plumas con los dedos.

Repite estos pasos hasta que sientas que está completamente seca y mullida. Dependiendo del grosor de la chaqueta, puede llevar de 1 a 2 horas de ciclos de secado.

6 – Disfruta de tu chaqueta de plumas limpia, seca y como nueva

Lavar un plumas en la lavadora - resultado final

Y ya está. Esa es la forma correcta de lavar tu chaquetón de plumas en la lavadora sin dañarlo.

Sí, lleva algo de tiempo y es un poco tedioso, pero ten en cuenta que lo normal es que no tengas que lavarla más de una o dos veces al año. Las chaquetas de plumas son caras, así que merece la pena todo el tiempo y el cuidado que le dediques a su limpieza.

Preguntas Frecuentes

¿Se puede lavar un plumas en la lavadora?

Sí, puedes lavar tu chaqueta de plumas en la lavadora si la lavas con un programa de lavado a mano o lavado de ropa delicada, con un detergente suave.

Es recomendable que después de lavarlo lo seques en una secadora con pelotas de tenis para repartir las plumas mejor mientras se seca.

¿Cómo lavar un plumas para que no se apelmace?

El truco para que no se apelmace no está en el lavado tanto como en el secado. Sécalo en la secadora en un ciclo suave junto con 3 pelotas de tenis, que serán las encargadas de que no se apelmacen las plumas. Lo puedes lavar en la lavadora en un programa de ropa delicada siempre sin centrifugado.

¿Cómo se lava una chaqueta de plumas de ganso?

Puedes lavarla a mano o en la lavadora en un programa de lavado a mano o ropa delicada, sin centrifugado y usa un detergente o jabón suave.

Después déjala durante 30 minutos colgada para que escurra el exceso de agua. Por último sécala en la secadora, en un programa suave y con 3 pelotas de tenis para que no se apelmacen las plumas.

Aquí puedes valorar este artículo:
(Votos: 1 Promedio: 5)
Autor
Rubén Ruiz
Soy arquitecto, diseñador de interiores y un apasionado de todo aquello que hace de una casa un lugar mejor en el que vivir. En Inteligencia Doméstica analizo productos y doy consejos desde un punto de vista crítico y sincero para ayudarte a elegir de forma inteligente.
AQUÍ te cuento más sobre mi y sobre cómo empezó Inteligencia Doméstica.

Puede que también te interese

Deja un comentario